john-banville

He leído: La rubia de ojos negros, de Benjamin Black

Benjamin Black (seudónimo de John Banville) continúa con esta novela la serie sobre el detective Philip Marlowe, de Raymond Chandler, a petición de los herederos de éste.

Los seguidores de Marlowe parecen divididos en las críticas a la novela: unos piensan que es una digna sucesora de la saga de Raymond Chandler y otros creen que no ha estado a la altura.

Sinopsis

(De Alfaguara)

Arranca la década de los cincuenta. Philip Marlowe se siente tan inquieto y solo como siempre y el negocio vive sus horas bajas cuando irrumpe en su despacho una nueva clienta: joven, rubia, hermosa y elegante, Clare Cavendish, la rica heredera de un emporio de perfumes, pretende que Marlowe encuentre a un antiguo amante, un hombre llamado Nico Peterson.

Sí: Banville/Black pone su pluma al servicio del espíritu de Raymond Chandler por encargo de sus herederos y resucita al legendario detective privado (ese hombre que no conoce a las mujeres, pero tampoco se conoce a sí mismo) para embarcarlo en una nueva y peligrosa aventura en las calles de Bay City.

Banville es muy bueno siempre, con nombre propio o adoptado…​ No percibes la impostura en La rubia de ojos negros y la devoras de un tirón…​ Todo el rato tienes sensación de déjà vu, pero es algo grato, la antigua fascinación se renueva.

— Carlos Boyero
Babelia

Soy un investigador privado con licencia y llevo algún tiempo en este trabajo. Tengo algo de lobo solitario, no estoy casado, ya no soy un jovencito y carezco de dinero. He estado en la cárcel más de una vez y no me ocupo de casos de divorcio. Me gustan el whisky y las mujeres, el ajedrez y algunas cosas más. Los policías no me aprecian demasiado, pero hay un par con los que me llevo bien. Soy de California, nacido en Santa Rosa, padres muertos, ni hermanos ni hermanas y cuando acaben conmigo en un callejón oscuro, si es que sucede, como le puede ocurrir a cualquiera en mi oficio, y a otras muchas personas en cualquier oficio, o en ninguno, en los días que corren, nadie tendrá la sensación de que a su vida le falta de pronto el suelo

— Philip Marlowe
en la novela El largo adiós

Mi valoración personal

No puedo decir que sea un gran seguidor de las novelas de Philip Marlowe, sólo he leído dos (el número de adaptaciones al cine que he visto es bastante mayor), aunque sí me han gustado bastante.

Teniendo en cuenta que ésta es una novela de Philip Marlowe me parece que está bastante conseguida, recreando muy bien la atmósfera de las novelas de Raymond Chandler, aunque algo menos oscura y con una trama más sencilla de seguir. No me veo capaz de distinguir leyendo una parte si es de Benjamin Black o de Raymond Chandler. Pero la novela de Black en conjunto se diferencia es que es más fácil de leer y tiene una historia menos interesante.

Sin tener esto en cuenta, es una novela policíaca bastante bien escrita y entretenida. Aunque da la impresión de que todo lo que cuenta ya lo hemos leído o visto en el cine cientos de veces, sin llegar a sorprender en ningún momento.

Mi nota: un 3 sobre 5

zaz

Zaz – Dans ma rue


Descargar con Vixy.net | convertir YouTube a MP3 | Replay Media Catcher
 

J’habite un coin du vieux Montmartre,
mon père rentre saoul tous les soirs,
et pour nous nourrire tous les quatres,
ma pauvre mère travaille au lavoir.
quand j’suis malade, j’reste à ma fenêtre,
j’regarde passer les gens d’ailleurs.
quand le jour vient à disparaitre,
y’a des choses qui me font un peu peur.

dans ma rue y’a des gens qui s’promènent,
j’les entends chuchoter et dans la nuit
quand j’m’endore bercée par une rengaine,
j’suis soudain réveillée par des cris,
des coups de sifflet, des pas qui trainent
qui vont qui viennent,
puis le silence qui me fait froid dans tout le coeur.

dans ma rue y’a des ombres qui s’promènent,
et je tremble et j’ai froid et j’ai peur.

mon père m’a dit un jour : ma fille
tu vas pas rester là sans fin,
t’es bonne à rien ça c’est de famille
faudrait voir à gagner ton pain.
les hommes te trouvent plutôt jolie,
tu n’auras qu’à partir le soir,
y’a bien des femmes qui gagnent leur vie
en s’baladant sur le trottoir.

dans ma rue y’a des femmes qui s’promènent,
j’les entends fredonner et dans la nuit
quand j’m’endore bercée par une rengaine,
j’suis soudain réveillée par des cris,
des coups de sifflet, des pas qui trainent
qui vont qui viennent,
puis ce silence qui me fait froid dans tout le coeur.

dans ma rue y’a des femmes qui s’promènent
et je tremble et j’ai froid et j’ai peur.

et depuis des semaines et des semaines
j’ai plus de maison, j’ai plus d’argent
j’sais pas comment les autres s’y prennent,
mais j’ai pas pu trouver de client.
j’demande l’aumône aux gens qui passent,
un morceau de pain, un peu de chaleur.
j’ai pourtant pas beaucoup d’audace,
maintenant c’est moi qui leur fais peur.

dans ma rue, tous les soirs j’me promène,
on m’entend sangloter et dans la nuit
quand le vent jette au ciel sa rengaine
tout mon corps est glacé par la pluie.
et j’en peux plus, j’attends qu’enfaite
que le bon Dieu vienne,
pour m’inviter à m’réchauffer tout près de lui.

dans ma rue y’a des anges
qui m’ammènent,
pour toujours mon cauchemar est fini.

Vivo en un rincón del viejo Montmartre.
Mi padre vuelve borracho cada anochecer
Y para alimentarnos a los cuatro
Mi pobre madre trabaja en el lavadero.
Cuando estoy enferma, me quedo en mi ventana.
Veo pasar gente de otros sitios.
Cuando el día va desapareciendo
Hay cosas que me dan un poco de miedo

En mi calle hay personas que se pasean.
Les oigo murmurar y en la noche
Cuando me adormezco acunada por una cancioncilla
De repente me despierto por gritos
Silbidos, pasos que se arrastran
Que van y vienen
Después el silencio que me da frío en todo mi corazón

En mi calle hay sombras que se pasean
Y tiemblo y tengo frío y tengo miedo

Mi padre me dijo un día: «Hija mía
No te vas a quedar ahí siempre.
No sirves para nada, viene de familia.
Tendrás que ganarte el pan.
Los hombres te encuentran más bien hermosa.
Solamente tendrás que salir por la noche.
Hay muchas mujeres que se ganan la vida
Paseándose por la acera»

En mi calle hay mujeres que se pasean.
Las escucho tararear y en la noche
Cuando me adormezco acunada por una cancioncilla
De repente me despierto por gritos
Silbidos, pasos que se arrastran
Que van y vienen
Después este silencio que me da frío en todo mi corazón

En mi calle hay mujeres que se pasean.
Y tiemblo y tengo frío y tengo miedo

Y después de semanas y semanas
Ya no tengo casa, ya no tengo dinero.
No sé como lo hacen las demás
Pero yo no pude encontrar clientes.
Pido limosna a la gente que pasa
Un trozo de pan, un poco de calor.
Sin embargo, no tengo mucha audacia
Ahora soy yo quien les da miedo

En mi calle, todos los anocheceres me paseo
Se me oye sollozar y en la noche
Cuando el viento lanza al cielo su cancioncilla
Todo mi cuerpo se hiela por la lluvia
Y no puedo más, espero de hecho
Que Dios venga
Para invitarme a entrar en calor cerca de él

En mi calle hay ángeles que me llevan.
Mi pesadilla ha terminado para siempre

javier-marias[1]

He leído: Así empieza lo malo, de Javier Marías

Primera novela que leo de Javier Marías, y ya estoy pensando en leer la siguiente

Sinopsis

(Extraída de la tienda de kobo)

Así empieza lo malo cuenta la historia íntima de un matrimonio de muchos años, narrada por su joven testigo cuando éste es ya un hombre plenamente adulto. Juan de Vere encuentra su primer empleo como secretario personal de Eduardo Muriel, un antaño exitoso director de cine, en el Madrid de 1980. Su trabajo le permite entrar en la privacidad de la casa familiar y ser espectador de la misteriosa desdicha conyugal entre Muriel y su esposa Beatriz Noguera. Muriel le encarga que investigue y sonsaque a un amigo suyo de media vida, el Doctor Jorge Van Vechten, de cuyo indecente comportamiento en el pasado le han llegado rumores. Pero Juan no se limitará a eso y tomará dudosas iniciativas, porque, como él mismo reconoce desde su edad madura, “los jóvenes tienen el alma y la conciencia aplazadas”. Así descubrirá que no hay justicia desinteresada, sino que está siempre contaminada por el rencor personal y por los propios deseos, y que todo perdón o castigo son arbitrarios.

Es un libro sobre el deseo, como uno de los motores más fuertes en la vida de las personas, que a veces lleva a pasar por encima de cualquier lealtad, consideración e incluso respeto en el trato con los demás. Otro de los temas de la novela es la impunidad y la arbitrariedad del perdón y del no perdón. Cómo la idea de justicia que la gente reclama a veces tiene mucho que ver con que el acto en sí nos afecte o no.

— Javier Marías

No es una novela autobiográfica, pero sí tiene vivencias de la juventud del autor. No es una novela política, pero sus resonancias están allí. No es una novela sobre los años 80, pero la acción transcurre en esa década. No es una novela histórica, pero las esquirlas de la posguerra Guerra Civil, en los años 40 y 50, alcanzan a sus personajes. No es una novela de amor, pero sí de la desdicha del matrimonio protagonista. No es una novela de venganzas, pero sí sobre la impunidad y la arbitrariedad del perdón

— Winston Manrique
El País

Mi valoración personal

De Javier Marías sólo había leído Vidas escritas, un ensayo donde narra curiosidades sobre grandes escritores. Tenía pendiente leer una novela suya.

He decidido empezar por su última novela hasta la fecha y tengo claro que no va a ser la última.

La escritura de Marías nos va atrapando poco a poco y es como la buena poesía, que nos llega por su forma, pero su fondo también es importante.

Unos personajes muy bien dibujados, algunos de ellos reales; una historia de intrigas, amor y crueldad; la memoria histórica; mucho cine; vidas entrecruzadas. Y todo escrito de forma magistral.

Mi nota: un 4 sobre 5

Donna Tartt

He leído: El jilguero, de Donna Tartt

Decía Baltasar Gracián que “lo bueno, si breve, dos veces bueno; lo malo, si poco, no tan malo“.

Sinopsis

(Extraída de la tienda de kobo)

Al acercarnos a El jilguero, vamos enfocando una habitación de hotel en Amsterdam. Theo Decker lleva más de una semana encerrado entre esas cuatro paredes, fumando sin parar, bebiendo vodka y masticando miedo. Es un hombre joven, pero su historia es larga y ni él sabe bien por qué ha llegado hasta aquí. ¿Cómo empezó todo? Con una explosión en el Metropolitan Museum hace unos diez años y la imagen de un jilguero de plumas doradas, un cuadro espléndido del siglo XVIII que desapareció entre el polvo y los cascotes. Quien se lo llevó es el mismo Theo, un chiquillo entonces, que de pronto se quedó huérfano de madre y se dedicó a desgastar su vida: las drogas lo arañaron, la indiferencia del padre lo cegó y su amistad con el joven Boris lo llevó a la delincuencia sin más trámites. Todo parecía a punto de acabar, y de la peor de las maneras, en el desierto de Nevada, pero no. Al cabo de un tiempo, otra vez las calles de Manhattan, una pequeña tienda de anticuario y un bulto sospechoso que ahora va pasando de mano en mano hasta llegar a Holanda. ¿Cómo acabará todo? Esto está en manos del talento de Donna Tartt, que puesto al día las reglas de los grandes maestros del XIX, siguiendo a Dickens pero también a los personajes de Breaking Bad, para escribir El jilguero, probablemente el primer clásico del siglo XXI.

“No se trata solo de suspense y de intriga…​Donna Tartt ha creado una novela gloriosa, que nos devuelve el placer intenso y compulsivo de la lectura.”

— Michiko Kakutani
The New York Times

Mi valoración personal

Aunque esta novela por momentos me ha gustado mucho, se me ha acabado haciendo muy pesada y casi toda la segunda parte más que disfrutarla la he sufrido.

La primera parte de la novela, desde el atentado hasta que Theo conoce a Boris, me ha parecido muy interesante: una trama cuidada y personajes bien dibujados. Después, la amistad con Boris -aunque también con buenos momentos- no ha acabado de convencerme y todo el tema de las drogas creo que no estaba muy logrado. Y la última parte ya me ha parecido demencial: toda la parte “policiaca” creo que no estaba nada bien escrita, desentonaba con el resto del libro y me ha aburrido bastante, salvo algún párrafo en concreto. Se ha completado con un final delirante.

En resumen: una novela que al principio prometía mucho y según la he ido leyendo me ha ido decepcionando más y más.

Mi nota: un 2 sobre 5

Nota:

Y por cierto: a ver si aprendo a leer en inglés, porque el ebook traducido –y tampoco la traducción me ha parecido demasiado buena– me ha costado casi 13€ y en inglés costaba 7€. No está mal la diferencia, comprendo que hay que pagar la traducción, pero me parece excesivo.

asciidoctor

Publicar en WordPress con Asciidoctor

Con este script podemos publicar directamente en nuestro WordPress a partir de documentos en Asciidoc utilizando Asciidoctor.

Para ello sólo tenemos que seguir los siguientes pasos:

  1. Descargarnos el fork de blogspot modificado por Dan Allen para que haga la conversión de Asciidoc a HTML utilizando Asciidoctor.

    Para ello sólo tenemos que clonar su repositorio de github mediante:

    git clone https://github.com/mojavelinux/asciidoc-blogpost.py.git
  2. Instalamos el plugin para conectar WordPress con Asciidoc:
    asciidoc --backend install ./conf/wordpress.zip
  3. Copiamos el fichero de configuración:
    cp ./conf/blogpost_example.conf ~/.blogpost
  4. Editamos este fichero de configuración con la url de nuestro WordPress, el usuario y la contraseña. Ahora para publicar un documento escrito en Asciidoc (por ejemplo, post.ad es suficiente con hacer:
    blogpost.py --asciidoc asciidoctor post post.ad
    Nota
    si queremos que quede en borrador se añade la opción -u